sábado, 4 de diciembre de 2021

Reseña de 'Y una moto negra', de Enrique de la Cruz

Enrique de la Cruz nos introduce en el género de la novela negra a partir de situaciones costumbristas. Nos presenta a unos personajes muy reales, con vidas y problemas creíbles. Los vemos desenvolverse en sus rutinarias existencias, y el autor consigue, mediante un estilo práctico y detallista y unos diálogos profundos pero al mismo tiempo muy naturales, hacernos partícipes de ellas.

Pero entonces, como un gato en mitad de la carretera, aparece un elemento que rompe esa monotonía, que irrumpe en la vida del protagonista y lo lleva a reflexionar sobre la amistad, sobre su pasado, sobre su identidad, sobre el bien y el mal, sobre la codicia. Y así comienza la caída de este en la negrura.

Enrique consigue mezclar con amena y sutil eficiencia, estos dos géneros, y nos encontramos así ante una novela negra refrescante, lejos de la trama policial de investigación (aunque también la hay, breve, y en mi opinión muy divertida) y una historia en la que una persona buena, rodeada de malas influencias, comete un error que probablemente lamentará el resto de su vida. Y el final, trágico y desconsolador, así lo deja ver.